Comentario

 CRISTIANO CATOLICO Y ORTODOXO

 

TRISTES Y TRÁGICOS EVENTOS EN LA DIÓCESIS ORTODOXA DE SOUROZH EN EL REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA

 

OTRA DE LAS MUCHAS BRAVADAS DEL PATRIARCADO ROJO DE RUSIA QUE SE ATREVE A HACER CONTRA EL MUNDO CRISTIANO ORTODOXO PARA ENGRANDECERSE A SÍ MISMO

 

Mayo de 2006.

Se recomienda al lector que consulte los sitios web siguientes: www.dioceseinfo.org y www.sourozh.org 

El mes de mayo, el mes de la Resurrección de Cristo, el mes de Santa María y de las flores, se ha convertido en el mes de unos sucesos trágicos y muy tristes para la Ortodoxia de Gran Bretaña. El Patriarca de Moscú, la Roma tercera, ha embestido con toda la fuerza canónica aparencial a uno de sus obispos en Londres. Monseñor Basilio de Serguievo ha sido retirado por un decreto, de breve líneas, sin más y ha nombrado a su Arzobispo de Corsún, residente en Paris, Francia, como administrador de la Diócesis de Sourozh.

El caso es que Monseñor Basilio tampoco era obispo de Sourozh sino solamente administrador de la Diócesis. En realidad la diócesis ha sido mantenida en el estado de "Vacante" desde el fallecimiento, el 4 de agosto de 2003, de su jerarca, el famoso Metropolitano Anthony (Bloom) de Sourozh. Este jerarca durante su vida había conseguido, del Patriarca de Moscú, que elevase a la dignidad episcopal a su hijo espiritual y colaborador de muchos años, el sacerdote viudo Basilio Osborne, que había sido párroco de la parroquia rusa patriarcal de Oxford.

El obispo Basilio de Serguievo nació de padres americanos en Alejandría, Egipto, en 1938, pero desde los tres años vivió en los Estados Unidos de América. Fue introducido a la Ortodoxia Rusa, en 1957, por su Catedrático de Lenguas Clásicas, P. Michael Gelsinger, en la Universidad de Búffalo, New York, quien era también parroco de una iglesia rusa de lengua inglesa en Búffalo. En 1962 se casó y posteriormente tuvieron tres hijos que nacieron en el Reino Unido ya que en 1966 se había registrado para hacer un doctorado en Clásicas con el Profesor Constantino Trypanis, catedrático de Estudios Bizantinos y Griego Moderno de la Universidad de Oxford. En 1969 fue ordenado al diaconado y en 1973 de sacerdote por el Metropolitano del patriarcado ruso, Anthony Bloom de Sourozh, quién confió la parroquia rusa de Oxford al joven Padre Basilio. Después del fallecimiento de su esposa, Raquel, en 1991, El Metropolitano le proclamó durante una Asamblea de la Diócesis como obispo auxiliar y los sacerdotes primero y toda la Asamblea después aclamaron "Axios". esto es, "Digno de serlo", y, por fin, después de obtener la aprobación del Patriarca de Moscú, fue consagrado obispo en 1993.

Los jerarcas de Moscú no se sentían complacidos con la administración de la diócesis de Sourozh por el Metropolitano Anthony. Este desde 1974 había ido desarrollando un sistema administrativo basado en una constitución escrita, los Estatutos de Sourozh. El Metropolitano siempre insistió que se inspiraban en el Concilio de la Iglesia Rusa de 1917-18. Sin embargo muy fundamentados en la legislación del Reino Unido donde la diócesis de Sourozh se constituía como una Caridad, dentro de la protección de "Charities Comission" y, por lo tanto, la autoridad suprema de la administración descansa en la Asamblea Diocesana. Esta Asamblea se forma con el clero de la diócesis y los representantes seglares, por elección personal de los seglares de cada parroquia. Al mismo tiempo, cada parroquia posee una constitución semejante. De aquí que el obispo titular de la diócesis tenga que ser elegido por la diócesis, así como los demás puestos administrativos, como, también, los miembros de la comisión de "trustees" protegidos por la "Charity Commission" del Reino Unido, todos deben ser elegidos por la Asamblea de la Diócesis. De aquí se sigue que el Patriarca de Moscú y su Sínodo solo tienen autoridad en la diócesis de Sourozh en tanto y cuanto la Asamblea se lo dé. Esto no podía complacer a los jerarcas moscovitas. El Patriarcado nunca ha aprobado estos Estatutos a pesar de las insistencias frecuentes del Metropolita Anthony.

Por lo tanto, a la muerte del Metropolitano Anthony de Sourozh, el 4 de agosto de 2003:

         (www.orthodox-christian-comment.co.uk/homage_to_orthodoxoutlook_&_in_memoriananthonyofsourozh.htm)

REPOSE OF METROPOLITAN ANTHONY OF SOUROZH

The Diocese of Sourozh announces with sadness that its beloved founder and archpastor, His Eminence, Metropolitan Anthony of Sourozh, died peacefully today,  Monday, 4th August, 2003, at the age of 89. Metropolitan Anthony served the Russian Orthodox Church in Great Britain for more than fifty years, earning the respect and affection of many thousands of people throughout the world for his deep humanity and tireless witness to the Gospel of eChrist.
May his memory be eternal

En estas fechas. la Diócesis perdía no sólo un padre muy amado pero también la protección física de un gigante apasionado por la visión de una Iglesia ortodoxa local e independiente de la filatería nacionalista. La Diócesis y Gran Bretaña le despidió con un funeral grandioso tanto por parte de la Ortodoxia Británica como de las otras Iglesias del Reino, del Príncipe de Gales y autoridades de varias categorías y del Cuerpo Diplomático. La representación del Patriarcado de Moscú la encabezó el Exarca de Vielorrusia, Metropolitano Filaret (quien había sucedido a Anthony como Exarca del Oeste de Europa cuando fue retirado del Exarcado por el Patriarcado con la disculpa de salud).

Unos meses antes de su fallecimiento, el 1 de febrero de 2003, Anthony había convocado una reunión extraordinaria de la Asamblea Diocesana. Ahí y entonces se discutió el deseo del Metropolitano para dimitir como tal y para que se considerara su propuesta de que el obispo de Serguievo, Basilio, le sucediera como "ruling bishop" (es decir, sucesor canónico u Obispo de Sourozh.)

Ya desde el invierno de 2002 se había empezado un movimiento de inquietud y descontento en los anales de la catedral y su parroquia. En realidad el ruido de descontento se había iniciado con la caída del comunismo en la Unión Soviética y el aumento de la emigración del Este de Europa. De una manera especial de la inmigración al Reino Unido de los rusos ricos. A estos no les agrada que en la iglesia rusa el clero sea inglés, los cultos son casi todos en inglés y muchas de las costumbres rusas han sido suplantadas por costumbres anglo-rusófilas.

Para solucionar el problema el Metropolitano Anthony pide al Patriarcado que se le asigne un monje-sacerdote que había pasado algunos años ya en el Reino Unido haciendo una tesis doctoral en Oxford. El Patriarca  muy complacido lo manda, pro no como sacerdote sino como obispo y, sin que sea dicho, con el derecho de sucesión. El  obispo jovenzuelo toma con mucho gusto la tarea episcopal y empieza a interesarse demasiado en los asuntos administrativos sin obtener ninguna autorización de la administración estatuaria diocesana. Se topa con la Iglesia, como dijo don Quijote a Sancho Panza. Todas las puertas se le cerraron herméticamente. El obispo-doctor no ha sido elegido o aprobado por la Asamblea Diocesana y no se le reconoce su autoridad o presencia. El Patriarcado se vio forzado a retirarlo de la diócesis de Sourozh.

Por estas razones, cuando en la petición de retiro de Anthony es aprobada por la Asamblea se hace con la condición de que el Obispo que suceda a Anthony sería Basilio. El Patriarcado diplomáticamente acepta el retiro de Anthony, pero, con la excusa de respeto por éste, nombra a Basilio, Obispo de Serguievo, sólo Administrador de la Diócesis de Sourozh. Al mismo tiempo, se da la anomalía de un obispo tener como auxiliar un arzobispo, el arzobispo ruso Anatoly of Kerch de que ya se le había mandado a la diócesis veinte años antes. ( http://www.orthodox-christian-comment.co.uk/curiosities-sourozhresignationelection.htm). El arzobispo Anatoly fue propuesto como sucesor de Anthony también, pero el relator del suceso en la Asamblea del 1 de febrero de 2003 nos dice simplemente que había sido propuesto solamente por uno o dos miembros: esta descripción nos indica muy claramente que en el alma de la Asamblea había una decisión total en evitar que Anthony  fuera sucedido por un obispo procedente del Patriarcado.

Quizá deberíamos explicar ahora, algo, sobre la recepción que la administración de la diócesis de Sourohz dió al obispo Anatoly cuando llegó a Londres de Rusia. Entonces, Rusia todavía estaba gobernada por el yugo comunista Soviético. Por lo tanto en la diócesis, como en cualquier parte del Reino Unido, una persona enviada por las instituciones rusas era recibida con gran sospecha. El obispo Anatoly de Kerch produjo gran impresión por su dulzura, humildad y espiritualidad en todos los círculos Ortodoxos del momento, aunque, por pertenecer a Sourozh, sólo se le consideró como visitante, pero se le trató con respeto, ya que, también debe decirse, los miembros de Sourozh, rusos o conversos nunca tenían una recepción deseable en esos círculos. Los miembros de Sourozh fuesen laicos como clérigos siempre han sido considerados en el Reino Unido con cierta reserva, precisamente por insistir en la conexión Patriarcal Rusa. Sin embargo al obispo Anatoly siempre se le trató con gran respeto en ellos, incluso corrió el rumor (parece ser con cierta fundación oficial) que se le mandaba de Moscú como auxiliar del Metropolitano con el derecho de sucesión. No parece que esto fuera inconsistente ya que era público cómo Anthony Bloom jugaba con la carta de su salud y avanzada edad. En el momento que Anatoly llegó, el Metropolitano demostraba que él estaba en condiciones muy perfectas para él solo representar la diócesis en todos los asuntos oficiales que requiriesen su presencia. A Anatoly se le buscó un pisito bajo y húmedo in Fulham y, se decía, con un sueldo simple de cincuenta libras esterlinas a la semana (¡quizá un anciano con el beneficio de la Seguridad Social británica se encontraría con mejores condiciones económicas que S.E. el Obispo de Kerch!)Solo la humildad y esperanza cristiana del obispo Anatoly le alimentó el sobrevivir en la Diócesis de Sourozh (o ¿el Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú le inspiraba la esperanza de la sucesión inminente al Metropolitanado de Sourohz?) Si esto era la esperanza el Departamento ignoró la presencia de la Asamblea diocesana y, más aún, los Estatutos de la Diócesis de Sourozh de acuerdo con la leyes británicas.    

Al fallecimiento de Anthony Bloom la Diplomacia del Patriarcado de Moscú ha demostrado bien claro su hostilidad al estilo de existencia de la Diócesis de Sourozh, dejándola con Sede Vacante. Y por lo tanto la diplomacia del Patriarcado rojo va dirigida  abiertamente a dar jaque mate al simplismo de su fundador, el famoso Anthony Bloom.

Más aún, el clero y el Consejo de la diócesis no se deben sorprender por la actitud de Moscú. Deberían recordar la carta que el Metropolitano Anthony les hizo escuchar en una de sus reuniones, allá a mediados de los años mil novecientos noventa y tantos. El hecho me lo contó un sacerdote de la diócesis. La sesión empezó y el Metropolitano pide al proto-diácono que lea, primero en ruso, y después que traduzca al inglés su contenido. Se trataba de una carta dirigida al Metropolita Anthony de Sourozh y firmada por un obispo diocesano ruso, donde se le suplicaba al Metropolita ayuda, para ver cómo se conseguiría parar el importe y la venta en Rusia de los libros escritos por un tal Anthony Bloom (¡!) No tenemos que describir la hilaridad que recibió esta lectura... y también la sorpresa en los miembros del clero y otros reunidos. ¡Estos libros se consideraban como no ortodoxos! 

Para ser continuado...  

 

Índice de contenido

Hit Counter