Comentario

 CRISTIANO CATOLICO Y ORTODOXO

N O T I C I A S

 

¡¡¡ EL “Filioque” !!!

 

TEXTO DE LA DECLARACION SOBRE EL “Filioque” ADOPTADA POR LA CONSULTA ORTODOXO-CATOLICA NORTEAMERICANA

 

El 25 de octubre han cocluido las Consultas Teológicas Ortodoxo-Católicas Norteamericanas,” que durante cuatro años han estudiado la cuestión del “Filioque.” Se ha llegado a adoptar un texto de acuerdo en esta difícil cuestion, que ha dividido la Cristiandad por tantos siglos. Se consiguió llegar a este acuerdo tan importante durante la sexagésima quinta reunión consultativa, que tuvo lugar en el Colegio de San Pablo de Wasington, DC, bajo la presidencia compartida del Metropolitano Máximos de la Metropoli Ortodoxa Griega de Pittsbugh y el Arzobispo Católico Pilarczyk de Cincinaty.

 

La versión original del Credo que la mayoría de las iglesias cristianas aceptan como norma de la Fé data del Primer Concilio de Constantinopla, en 381 A.D. y ha sido usado por los cristianos ortodoxos desde aquella fecha. Hacia el final del Credo declara que el Espíritu Santo “procede del Padre.” La palabra Filioque (“y del Hijo”) fue añadida en la versión latina de este Credo que se usaba en Occidente, así que la frase, como es más conocida en el Oeste, dice que el Espíritu Santo “procede del Padre y del Hijo.” Esta modificación aparece en algunas áreas del Oeste de Europa tan pronto como en el siglo VI, aunque Roma no lo aceptó hasta el siglo XI. Este cambio en el texto del Credo, y las subyacentes variaciones en la comprehension de origen y procesión del Espíritu Santo, dentro de la Trinidad, han sido causa, por muchos siglos, de la separación entre Católico Latinos y Ortodoxos. La duración de las consultas, que han estudiado esta cuestión en Norteamérica, se ha extendido por cuatro años, desde 1999, con la esperanza de llegar a dar a luz un un acuerdo, y la publicación de una declaración en común.

 

El texto de la declaración, con un contenido de diez mil palabras, se titula “El Filioque: Question que divide a la Iglesia” se distribuye en tres secciones mayores. La primera, “El Espiritu Santo según la Sagrad Escritura,” sumariza las referencias a cerca del Espíritu Santo tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamentos. La segunda sección, más larga, “Consideraciones Históricas,” presenta una vista general de los orígenes de las dos tradiciones sobre la procedencia del Espíritu y el proceso lento, por el cual la adición del Filioque fue teniendo efecto progresivo en Occidente. También muestra cómo esta cuestión de teología Trinitaria se entrelazó con disputas a cerca de la jurisdicción y primacía Papales; también examina los recientes progresos de la Iglesia Católica que miran hacia una mayor percepción del carácter normativo y único de la versión original griega del Credo, como expresión de la Fé que une el Este Ortodoxo y el Oeste Católico. Y la sección tercera, “Reflexiones Teológicas,” pone énfasis en nuestra habilidad limitada para hablar de la vida interior de Dios; llama la atención sobre el tipo caricaricaturesco adoptado por las dos partes en discusión, en relación a la posición opuesta, y presenta un lista de los puntos de acuerdo entre las dos tradiciones. Entonces explora las diferencias que han surgido sobre terminología e identifica las divergencias, tanto teológicas como eclesiológicas, que han aparecido a través de los siglos.

 

En una sección final se sugieren ocho recomendaciones a los miembros y obispos de ambas Iglesias. Se recomienda que se entre en un diálogo serio, cuidadoso y fervoroso sobre el origen y persona del Espíritu Santo. También propone que en el futuro, tanto  los Católicos como los Ortodoxos, se abstengan de rotularse como herétical la tradidión del otro en este asunto. Y, además, que los teólogos de las dos tradiciones hagan clara distinción entre la divinidad del Espíritu y la manera del origen del Mismo, la cual todavía aguarda por una completa y final resolución ecuménica. El texto apremia a los teólogos el distinguir, en tanto como sea posible, las cuestiones teológicas del origen del Espíritu Santo de las cuestiones eclesiológicas, y sugiere que en lo sucesivo se tenga en cuenta el grado de los concilios que, en cada Iglesia, tuvieron lugar después de los siete Concilios Ecuménicos del primer milenio. Y, finamente, en vista de que el Vaticano ha afirmado el valor dogmático normativo e irrevocable del Credo del 381 A.D. en su versión original griega, la Consultación recomienda que la Iglesia Católica use el mismo texto (sin la adición del Filioque) cuando se hagan traducciones de tal Credo para el uso catequétical y litúrgico, y declara que el anathema pronunciado por el Concilio Segundo de Lyon, contra los que niegan que el Spíritu  procede eternamente del Padre y del Hijo, no es pertinente.

 

Los miembros presentes en esta reunión dedicaron tiempo a examinar los desarroyos más principales en la vida de sus Iglesias. Entre ellos fueron el seminario de estudio del Ministerio Petrino que tuvo lugar en el Vaticano durante mayo de este año; la concesión de Autonomía a la Archidiócesis Norteamericana del Patriarcado de Antioquía; el Congreso Orientale Lumen celebrado en Wasington, DC, durante el último junio; la reciente Asamblea Patriarcal de la Iglesia Maronita Católica; la presencia de una delegación del Patriarcado Ecuménico en Roma, también el último junio para la celebración de la fiesta de los Santos Pedro y Pablo, presidida por el Arzobispo Dimitrios de América; el seminario patronado por Pro Oriente a cerca de la unión de los Ortodoxos de Transylvania con Roma en Clui, Rumanía, el último mes de julio; la respuesta de Fé y Orden a la encíclica Ut Unum Sint; las declaraciones de las dos Iglesias sobre matrimonios del mismo sexo; y el reciente encuentro del Joint Committee of Orthodox and Catholic Bishops, en Baltimore.

 

La sexagesimo sexta reunión de Consulta está fijada para el 1 de junio de 2004, en Holy Cross Greek Orthodox School of Theology, en Brookline, Massachusetts, y la sexagésimo séptima durante el 21 al 23 de octubre de 2004.

 

La Consulta Ortodoxo-Católica Norteamericana de Teología está patrozinada conjuntamente por la Standing Conference of Canonical Orthodox Bishops of the Americas (SCOBA), por Bishops Committee for Ecumanical and Interreligious Affairs de la USCCB, y  Canadian Conference of CatholicBishops. Desde su establecimiento en 1965, la Consulta ha dado veintidos declaraciones sobre distintas materias. Todos estos textos se pueden encontrar en http://www.usccb.org/seia/dialogues.htm.

 

En adición a los dos co-presidentes, los miembros ortodoxos de la consulta incluyen a los siguientes: P. Thomas FitzGerald (Secretario), Arzobispo Peter de New York, P.Nicolás Apóstola, Prof. Susana Ashbrook Harvey, P Jaime Dutko, Prof Paul Meyendorff, P. Alexander Golitzin, P Emmanuel Gratsias, Dr. Robert Haddad, P. Paul Schnierla, P. Robert Stephanopoulos, y Obispo Dimitrios of Xanthos, General Secretary de SCOBA. Los miembros Católicos son P. Brian Daley S.J. (Secretary), MSGR. Frederick McManus, Prof. Thomas Bird, P Peter Galadza, Msgr. John D. Faris, P. John Galvin, Hermana Jean Goulet C.S.C., P. Sidney Griffith S.T., P.John Long S.J., P. David Petras, Prof. Robin Darling Young, y P. Ronald Roberson C.S.P.

 

 

GREEK ORTHODOX ARCHDIOCESE OF AMERICA  http://www.goarch.org/

Traducción Ó http://www.orthodox-christian-comment.co.uk/  

Indice de contenido

  Hit Counter